Imperio Inca o Tahuantinsuyo

Alrededor del siglo XIII d.C. los incas se asentaron en el Cuzco, así se da inicio al Imperio Inca. Desde ahí se expandieron por el territorio andino, logrando que el Imperio Inca dominase parte de los actuales territorios de Perú, Bolivia, Chile, Ecuador, Argentina y Colombia. La organización y administración impuesta por los incas se convirtió en el Estado más importante y poderoso antes de la presencia de los españoles.

Primera fase de expansión

Asegurado el dominio sobre Cuzco, se inició la expansión a las zonas cercanas. Es en este periodo que se consolida la élite incaica, que se organiza en dos sectores: Hanan, grupo vinculado con acciones militares y Urin, asociado a las funciones religiosas. Esta primera fase culmina con el enfrentamiento entre los incas y chancas, aguerridos habitantes del norte de Cuzco.

Segunda fase de expansión

Corresponde a la gran expansión incaica y se extendió a todo lo largo del siglo XV. El imperio inca se impuso sobre los demás Estados Regionales. Aprovechando las experiencias y logros de estos pueblos los que lo precedieron, controlaron los recursos y la población conquistada a través de centros administrativos, conectados por una red vial, y de un efectivo sistema contable. Respetaron el idioma, religión y costumbres de los señoríos andinos incorporados, e incluso les permitieron conservar cierto grado de autonomía. El imperio estaba muy bien organizado con un total de 13 incas (lideres) en el Imperio Legendario.

Los cuatro suyos estaban dividido por Pachacútec con Cusco como centro.

mapa tahuantinsuyo imperio inca
Mapa del Imperio Inca

Crisis del Tahuantinsuyo

Con la muerte del inca Huayna Capac, se inició un complejo proceso sucesorio que implicó un conflicto entre sus hijos, los hermanos Huascar y Atahualpa. Los cronistas entendieron esto como una guerra dinástica al estilo europeo. Los españoles aprovecharon la situación para invadir los territorios incas. Los españoles también portaron epidemias como la viruela que mató a Huayna Cacap y muchas más personas. Este fue el comienzo de la caída del Imperio Inca. Pero la caída del Tahuantinsuyo no significó la desaparición de las costumbres y formas de la vida de los pobladores andinos. Muchas de estas sobrevivieron durante mucho tiempo

¿Uno se pregunta que habrá sido si los hermanos podían ponerse de acuerdo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *